Seleccionar página

Cualquier momento es bueno para celebrar una cena de empresa: Navidad, logro de objetivos, expansión, incorporación de un becario… ¡cualquier momento!

Lo que pasa es que ya sabemos la mala fama que tienen las cenas de empresa para algunos. En lugar de verlas como una oportunidad de relacionarse con compañeros y jefes y conocer algo más de ellos, suelen ser vistas como un compromiso aburrido al que hay que ir por no quedar mal.

cena de empresa

He sido empleado en empresas, tengo amigos que trabajan en empresas y siempre que sale lo de «cena de empresa», aún no he oído un ¡qué bien! antes o después de sacar el tema.

Por tanto, a ti organizador, seas jefe o empleado que te toca organizar una cena de empresa, te pido que te lo curres para que tus compañeros o empleados pasen de un «¡oh!, vaya», a un «¡Ole!, ¡Me muero de ganas!». Sincero, sin ironías ni nada.

Y para ayudarte a currártelo, aquí te dejo algunos consejos para sorprender a tus asistentes en la próxima cena de empresa.

Consejos para organizar una cena de empresa que sorprenda

Coge papel y boli, y anota esta serie de consejos para que te den el premio al «Mejor Organizador de Cenas de Empresas del Universo».

La fecha de la cena

¿No te ha pasado que cada vez que intentas organizar algo, acabas como loco tratando de cuadrar fechas que no le vienen bien a nadie? Suele pasar.

fecha cena de empresa

Mi consejo es que hagas este trabajo con suficiente antelación. Con ello conseguirás «asegurar» la disponibilidad de los asistentes y la del lugar donde tengas previsto celebrarla.

Para facilitarte el trabajo, te recomiendo utilizar una herramienta como Doodle para que tus compañeros y empleados puedan votar su disponibilidad entre las distintas fechas que les propongas.

El lugar

Para gustos, colores. El lugar es evidentemente la columna vertebral del evento.

Decoración, localización, propuesta gastronómica, orientación al cliente y a la personalización…, son elementos que marcarán el éxito o no de tu cena de empresa.

Ya sabemos que especialmente en España, a la gente se la conquista por el estómago. Por tanto, el menú elegido tiene una alta importancia.

Asegúrate que exista variedad de elección y opciones para todos los gustos. Importante tener en cuenta intolerancias y alergias.

Y por supuesto, que la calidad-precio encajen como anillo al dedo.

Acuérdate de comunicar con tiempo suficiente todos los detalles del evento y de corroborar que todo el mundo ha recibido la información.

Cómo llegar

Aporta información a los asistentes de las distintas opciones para llegar hasta el lugar de reunión.

Sabemos que en toda cena de empresa alguna copa de vino suele caer, por lo que será bueno conocer que opciones alternativas a la de conducir el propio vehículo existen. Todos lo agradeceremos.

La sorpresa

Cenar, hartarse de cerveza y vino y luego tomarse unas copas, suele ser un ritual básico de toda cena de empresa.

cena de empresa de navidad

Pero si has llegado hasta aquí es porque estás buscando como sorprender a tus compañeros y empleados, por lo que tenemos que dar una vuelta de tuerca más.

Indaga en los gustos y aficiones de los asistentes y busca cómo sorprenderles.

Te dejo algunos ejemplos.

Una cena temática

No montes una cena temática de sorpresa sin avisar, que lo mismo el/la único/a tematizado/a eres tú.

Una de las propuestas puede ser tematizar la cena alrededor de un tema concreto y pasar un rato divertido, bien disfrazados o generando un entorno que gire sobre ese tema.

Un momento de risas

Si hay algo que sirve sin duda para conectar personas, esa es la risa.

El objetivo de una cena de empresa debe ser pasar un buen rato con tus compañeros y empleados, limar asperezas, unir y fortalecer el sentimiento de equipo.

Por ello, contratar un monologuista que prepare una actuación personalizada con detalles, chascarrillos y chistes sobre la empresa, su sector y los presentes durante la cena, es siempre una opción acertada.

Eso sí. Asegúrate de contratar a un profesional que sepa lo que hace. El sobrino del de contabilidad que cuenta chistes en las cenas familiares y es «graciosísimo», lo mismo no es la mejor opción.

¿Mejor un bailoteo?

Si lo vuestro es mover el esqueleto y hacer equipo a base de ritmo musical, contratar un dj, una orquesta o un karaoke, pueden ser las opciones que estás buscando.

¿Algún juego?

El amigo invisible se ha convertido en un clásico en este tipo de eventos. También se pueden organizar o crear juegos a medida, para conocerse entre los compañeros o para entregar algún regalo especial, al primero que consiga superar unas determinadas pruebas.

Si finalmente decides contar con un monologuista, tendréis además el maestro de ceremonias perfecto para dirigir el juego.

¿Y conocemos algún monologuista? Ejem, ejem. ¡Holi! Ponte en contacto conmigo sin compromiso y cuéntame tu idea.

Además tengo experiencia en la organización de juegos y gymkanas para empresas, por lo que podemos dar esa sorpresa adicional que andas buscando.

Si con un monólogo personalizado para tu empresa y una gymkana para entregar algún premio especial, no te otorgan el premio oficial de «Mejor Organizador de Cenas de Empresas del Universo»…, entonces es que tienes que cambiar de empresa xD.

Espero que con estos consejos tu cena de empresa sea todo un éxito y que yo pueda corroborarlo in situ.

¡Hasta el próximo briconsejo! xD